CU
Cristal, la droga que engancha a los jóvenes

Eduardo Pichardo, de 21 años, fundador y principal productor musical del colectivo (Foto: Eunice Adorno)

ERiZO: “Acá también hay ruido”

Luis Fernando Casillas Hess, reportero; Sergio Rodríguez-Blanco / Corriente Alterna el 16 de diciembre, 2023

Escucha aquí el podcast:

Dentro de una casa insospechada en el estado de México, a casi 30 kilómetros del centro de la capital del país, un grupo de jóvenes da vida a una nueva productora musical independiente.  Corriente Alterna se acercó a ERiZO para conocer cómo es crear y defender nuevos proyectos musicales desde Ecatepec.

“EDOMEX envía aprox 1,676,644 personas a la CDMX para trabajar o estudiar. 47.3% revelaron que en promedio tardan de una a dos horas para llegar a su trabajo o escuela. Al año se pierden por lo menos unas 386 mil horas en el traslado, sin tomar en cuentas fines de semana.” 

Con estas palabras escritas sobre un fondo negro y al compás de un cornetazo de camión arranca el primer y único video musical de la banda de rock de Ecatepec unperro andaluz.

El video muestra el trayecto de un hombre, representado por Yael Lima, cantante de la banda, que sale de su casa para ir al trabajo en la Ciudad de México. En su recorrido hace diversos trasbordos: autobús, Mexicable, Mexibus y Metro; pasa por algunos lugares icónicos de Ecatepec, como el Puente de Fierro o la escultura de El Vigilante, para llegar a Tlatelolco, a más de 20 kilómetros del centro de Ecatepec. Las imágenes pasan a la vez que una batería en trance mecánico y unos acordes de sintetizador acompañan la voz de Yael.

Para estas miles de personas, que diariamente se trasladan del estado de México a la capital, hay mucho que ver y mucho que pensar a lo largo de su trayecto.

“De repente vienes de Ecatepec para la [colonia] Roma y ves puros blancos, muchas empresas norteamericanas, pavimento, calles sin basura. Ese transcurso es ‘un chinga tu madre’”, dice en entrevista Adrián Mendoza, director del video musical.

La piedad es el primer video musical realizado por la productora independiente de Ecatepec ERiZO; la cual, con un poco más de un año de experiencia, ya ha producido a bandas y proyectos como ven y mira, Grito Exclamac!ón, Coronel Hans Landa, chivos, Telegramas Ajenos, Grimace, no permanecer, y los ya mencionados unperro andaluz, sumando en total casi cuatro horas de música distribuidas en cerca de medio centenar de canciones. Sus bandas se caracterizan por la influencia de sonidos como el noise de Gilla Band o el kraut de Neu! 

Aún en su corta historia, varios de estos grupos ya se han presentado en algunos de los foros más importantes del circuito independiente de la Ciudad de México, como el Foro Indie Rocks! o 316centro, compartiendo escenario con bandas de renombre dentro de la escena, como Mengers, El Shirota o Vondré.

“Unos tacos de canasta pa’ aguantar el viaje”

Podría parecer sencillo, pero realizar esta labor no ha sido fácil. Emprender un proyecto independiente tiene sus dificultades; y hacerlo desde la periferia es como nadar contracorriente.

ERiZO no cuenta con un presupuesto fijo, empleados ni patrocinio externo. Casi todas sus tareas son divididas entre sus pocos integrantes, sin mayor remuneración económica que lo que sale de los conciertos y con la única voluntad de crear algo propio.

Algunos sacan fotos en los toquines, otros manejan las redes sociales del colectivo; otros graban y mezclan la música; otros hacen carteles para los eventos o diseñan las portadas que acompañan a la música. El video de La piedad surgió de esos esfuerzos. Fue realizado con una handycam sencilla, 70 pesos para pagar los transportes y una orden de tacos de canasta “pa’ aguantar el viaje”.

Los carteles de la productora independiente de Ecatepec ERiZO se caracterizan por un estilo ruidoso que se asemeja a la naturaleza de su música. (Carteles por Diego Rodríguez y Nathaniel Bernal)

—Más que nada somos amigos —afirma Eduardo Pichardo, de 21 años, fundador y principal productor musical del colectivo, además de integrante de ven y mira y unperro andaluz—. Y, sí, somos unas bandas, pero nunca ha sido algo oficial. No tenemos nada pactado. Estamos cotorreando en mi cantón, salen las chelas y así. Solo hacemos las cosas y ya. Ese ha sido nuestro móvil, siempre. 

En los últimos meses unperro andaluz, ven y mira y Grito Exclamac!ón han visitado Querétaro, Morelos, Hidalgo, Guanajuato, Veracruz y Jalisco para esparcir su música y presencia por otros estados del país. Durante estas giras autogestionadas se han enfrentado con distintas dificultades, como la falta de transporte o hasta el robo de equipo; incluso llegando al punto de pedir auxilio en redes sociales para transportarse.

“Ahorita estamos dificultándonos mucho para salir”, dice Jordana Zavala, vocalista de Grito Exclamac!ón. “Nos estamos dando cuenta de que ir a otro estado y hacer tours es muy caro”, agrega Rafael Romay, guitarrista del grupo.

“Andar erizo” es una expresión usada desde hace décadas en el centro del país. En general, significa que no se tiene algo; pero, también, tiene un uso más específico: cuando se está desprovisto de marihuana para fumar.

—Nos representa mucho. Siempre andamos bien erizos —dice Pichardo—. En realidad, toda la gente que ves acá en nuestro colectivo es banda de Ecatepec o de otros lugares marginados. Mi familia, toda la vida ha hecho más de hora y media diario a su trabajo. La mayoría de nosotros ha sido banda jodida que le falta varo. Es un aspecto que marca mucho la dirección que llevamos.

Rodeado de amplificadores, Pichardo, productor musical del colectivo, duerme en un colchón sobre el piso de su cuarto, la cocina de ERiZO. (Foto: Eunice Adorno).

Según un reporte de la revista estadounidense Billboard, en 2022 las tres grandes disqueras conocidas como majors (Universal, Sony y Warner) controlaron, en promedio, 84% del mercado musical internacional. En México, incluso, la música de diversos artistas de la llamada escena “alternativa” es propiedad de estas empresas; como Ed Maverick, quien en 2019 firmó con Universal tras el éxito de su album debut. 

Eso deja, tan solo, alrededor de 16% del mercado fragmentado en miles de llamadas disqueras “independientes” a lo largo del mundo, como ERiZO; aunque, a diferencia de esta, las más famosas cuentan con décadas de experiencia y celebridades entre sus filas, como la Domino Recording Company que está detrás de Arctic Monkeys. 

ERiZO, antes de ser una productora visual y musical era una revista conocida como cantón amarillo, fundada en 2019 por Adrián Mendoza, actual productor visual del colectivo, en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Vallejo, de la UNAM. El objetivo era dar a conocer la creatividad de su comunidad, insatisfecha con la Gaceta de la UNAM, el medio de difusión predominante en su escuela. 

El detonante se dio en una ocasión cuando, tras presentar en el Museo del Chopo la obra de teatro Profanación, de Tomás Urtusástegui, la Gaceta no dio el crédito correspondiente a los estudiantes involucrados.

—Cuando vi la Gaceta, decía algo así como “Grupo de teatro de CCH Vallejo de la UNAM presenta esto en el Chopo”… Y en pequeño, el nombre del maestro. ¡Nada de nosotros ni nuestros nombres! —recuerda Adrián—. Eso me molestó bastante y dije, bueno, si de plano no están queriendo dar reconocimiento a los responsables de estos logros y los opacan con “la UNAM ganó”, voy a hacer una revista en la que pueda exponer lo que piensa la gente de mi CCH. Así nació ERiZO.

“Algo que nos identifique”

Pichardo se acomoda la gorra y se asegura de estar bien conectado al amplificador. Sus ojos sobrevuelan rápidamente las cabezas del público del foro Rabioso, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Está listo para olvidarse de sí mismo durante la próxima media hora.

Primero un bajo y, después, una batería arrancan la música de ven y mira con un ritmo seco que cruje después de hacer bailar al hi-hat. Al poco tiempo ya llueven madrazos; alguien cae al suelo mientras unas 20 personas arrojan sus codos y piernas al baile. El resto del público les presenta un espacio como oferta de paz al retroceder rápidamente con la esperanza de salir ilesos del concierto. Frente al cada vez más numeroso nudo de gente bailando slam, la voz de Pichardo rompe: “de nuevo hablaste de más…

Ven y mira tiene su origen en toquines de Coacalco. Ahí coincidieron Pichardo y Diego Rodríguez —baterista de la banda e ilustrador del colectivo—. Luego de sentir una gran afinidad decidieron comenzar una banda.

—Estuvo cagadísimo —ríe Diego Rodríguez—. Resulta que, una vez, estábamos en casa de Pichardo y nos comimos un ácido. Estábamos ya en pleno viaje, cabronsísimo, y empezamos a hablar de un chingo de cosas que, la neta, ya ni me acuerdo; pero nos hicieron conectar bien cabrón, y fue de: “We, qué pedo, tenemos un chingo de similitudes; vamos a hacer algo que nos identifique”.

La banda inició a través de los audios que se mandaban. Por ejemplo, la batería de su canción “la tira” es un sample hecho por Pichardo de un audio que Diego le mandó por WhatsApp.

Durante la pandemia, luego de publicar cuatro ediciones, la revista se detuvo y Adrián se quedó solo con el proyecto. Fue en ese momento cuando Pichardo y Nathaniel Bernal (bajista de ven y mira) comenzaron a cooperar con él para grabar cortometrajes. De esta forma ERiZO cambió más por accidente que por un plan deliberado. Dejaba de ser una revista para, poco a poco, convertirse en lo que actualmente es: una productora de música y video. 

Pichardo y Yael Lima escriben sobre lo que viven y ven a su alrededor. Desde las letras del parque de su colonia, que da título al disco de ven y mira: parque de letras; las calles de cenzontles y colibríes que nombran a las últimas canciones del mismo; la canción “Puente de Fierro”, de unperro andaluz, y hasta la corneta inicial de La piedad, grabada por Pichardo con su celular en una esquina de la México-Pachuca, las huellas de Ecatepec se pueden rastrear a lo largo de su música. 

La calle cenzontles nombra el último aliento del disco parque de letras de la banda de Ecatepec ven y mira. (Foto: Eunice Adorno).

Josué Vargas, de 19 años, vocalista y guitarrista de chivos, la banda más reciente en integrarse a ERiZO, aprendió música en la colonia donde creció, apartado de Querétaro, su ciudad. Los guitarristas de su rumbo cantaban Enanitos Verdes y Maná. En ese contexto, lo más “under” que se podía encontrar eran bandas de los 90 para atrás, como Nirvana o AC/DC, según recuerda. 

—El encontrar bandas actuales que hicieran cosas que a mi oído y a mi cabeza le gustaran, era algo muy nuevo —recuerda Josué—. Y, a pesar de que yo no viva en Ecatepec, ver que unperro andaluz tiene una canción que se llama “Puente de Fierro”; y, después, conocer el puente, me tronó la tacha. Hizo que me emocionara y encontrara el sentido de las cosas que escribían. Siento que eso jamás va a pasar con otras bandas.

“Una expresión de descentralización”

Sería hasta 2022 cuando ERiZO tome su rumbo actual, después de que coincidieran en un mismo escenario unperro andaluz, Coronel Hans Landa y Eraser (antiguo nombre de ven y mira). Tras esa experiencia, Pichardo decidió organizar un nuevo concierto con ellos, que sucedió el 12 marzo de 2022.

—Pichardo se acercó y me dijo: “¿Y si los invitamos a tocar y hacemos un evento de ERiZO?” —recuerda Adrián—. Nosotros le dijimos “va”; pero cuando aceptaron aún no teníamos dónde hacerlo; y decidimos hacerlo en casa de Pichardo. Todo ese tiempo estuvimos preguntándole: “¿Seguro que quieres que la banda vaya y, posiblemente, haga un desmadre?” Y el namás decía simón. No sé cómo le hicimos, pero en esa semana conseguimos el equipo, le dimos difusión y Nathaniel se aventó el cartel. Ese fue el primer concierto de ERiZO. 

Tras ese día, Pichardo comenzó a grabar a los grupos que hoy en día integran a la productora, iniciando con unperro andaluz; con quienes, eventualmente, se integraría como tecladista. Desde entonces su habitación se volvió el estudio, sala de ensayos y punto de reunión del colectivo. En el fondo, gran parte de lo que ERiZO ha logrado surge como un montón de jóvenes reunidos en un par de cuartos insospechados repletos de amplificadores e instrumentos en la colonia Izcalli Jardines, a cerca de 30 kilómetros del centro de la Ciudad de México. 

“Ya salió el disco Peek! Una expresión de descentralización. Este disco no se hizo en la ciudad, se hizo en Ecatepec”, se lee en el muro de Facebook de Pichardo, publicado el 20 de julio de 2023.

—Yo siento que, ahorita, en la Ciudad de México está medio gacho. Casi no hay oportunidades —dice Pichardo—. No conocemos Polanco. Nunca hemos vivido en esas zonas. Entonces, es un poquito distinto pa’ nosotros haberla armado. Ahorita nosotros tenemos un lugar privilegiado en donde tenemos una voz, pero sabemos que esa voz no se le da a mucha gente, ni a cualquier gente. 

Los foros independientes han sido los principales refugios de la escena alternativa del área metropolitana de la Ciudad de México. Lugares como el Foro Indie Rocks!, Bajo Circuito, Multiforo 246, 316centro, Rabioso y Sangriento, El Gato Calavera, Núcleo Emergente, La Bestia, El Foro Hilvana, el recién cerrado Multiforo Alicia o hasta El Tianguis del Chopo han proporcionado una plataforma al talento emergente. Sin embargo, casi todos estos espacios se encuentran en las alcaldías centrales de la ciudad; y, aun dentro de estas, la Roma-Condesa y El Centro concentran la mayor parte. Contra esto, los municipios periféricos como Ecatepec no han solido tener la misma oferta. 

“Verlos venir de un municipio que tiene mucho prejuicio y está marginado, está bien cabrón; porque, a final de cuentas, lo que tienen allá no es una ciudad y están haciendo cosas bien chidas; están revolucionando desde una casa”, comenta Josué.

—No nos alcanza con ERiZO a nadie. Es más, no hay nada de dinero en ERiZO. No movemos ni un peso, y quién sabe si vayamos a moverlo algún día, no es nuestra tirada —confiesa Pichardo—. Vamos precarios y no tenemos mucho varo. Ha sido difícil hacerlo así, pero como siempre ha sido así para nosotros, pues es nuestra cotidianidad. Realmente no nos falta nada. Tenemos lo necesario: manos y unas liras, micrófonos y nuestra amistad.