CU
El día que amaneció dos veces

Foto: Aranza Bustamante/Obturador MX

Caso Narvarte: siete años en busca de verdad y justicia.

Aranza Bustamante, estudiante /Obturador MX / Corriente Alterna el 2 de agosto, 2022

Por Aranza Bustamante /Obturador MX 

A siete años de los asesinatos del fotoperiodista Rubén Espinosa, la activista Nadia Vera, la trabajadora del hogar Alejandra Negrete, la maquillista Yesenia Quiroz y la modelo Mile Virginia Martín, familiares y personas cercanas a las víctimas se reunieron el pasado 31 de julio para realizar el séptimo Festival de Arte para no Olvidarte.

El evento se desarrolló frente al edificio número 1909 de la calle Luz Saviñón, de la colonia Narvarte, en la Ciudad de México, donde ocurrieron los hechos en julio de 2015. El crimen, conocido como el “Caso Narvarte”, sigue sin resolverse y ha adquirido relevancia internacional por el presunto encubrimiento de autoridades y funcionarios públicos, entre ellos el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien actualmente se encuentra preso en el Reclusorio Norte por lavado de dinero y asociación delictuosa.

Una de las líneas de investigación que las familias han pedido agotar es la posibilidad de que los feminicidios y el homicidio se relacionen con Duarte. La línea apunta a que Rubén y Nadia decidieron salir de Veracruz y dirigirse a la Ciudad de México debido a presuntas amenazas en su contra por su actividad periodística y activismo crítico con el gobierno, respectivamente.

Sin embargo, frente a la impunidad, familiares y personas cercanas a Rubén, Nadia, Alejandra, Yesenia y Mile tratan de resistir a la violencia con el arte. “Año con año volvemos a convocarnos para el encuentro, las reflexiones compartidas y el goce. Creemos que una manera de hacerles un homenaje es bailar, cantar y reír”, explicaron amigas de Rubén Espinosa al inicio del festival.

Con poemas, bordados, una ceremonia prehispánica, la presentación de testimonios y música en vivo interpretada por artistas como Mare Advertencia Lirika, José Leobardo y Mexican Soundsystem, acompañaron a las familias para exigir verdad y justicia ante los asesinatos. “Mil 720 días ha permanecido encendida esta vela de llama ondulante que convoca a otras sombras que vienen a acompañarme a la ausencia de tu sombra”, recitó la madre de Nadia Vera, Mirtha Luz Pérez Robledo.

Por su parte, Gabriela Mejía, hija de Alejandra Negrete, leyó una carta dedicada a su madre. “Ahora sólo quiero volar hacia donde estás tú y que me consueles en tus brazos, que ahora son un par de hermosas alas”, dijo.

Alma Espinosa presentó un texto que escribió para su hermano, Rubén, y exigió justicia para las víctimas. “A siete años seguimos pidiendo que llegue la justicia para Yesenia, Nadia, Alejandra, Mile y Rubén. Hermano, te agradecemos todo lo que nos diste, nos haces mucha falta. Siempre te amaremos y te llevaremos en el corazón”.

El músico José Leonardo adaptó un corrido y se lo dedicó a Rubén Espinosa: “Con un cinismo que espanta/ y, al mismo tiempo, avergüenza, / aún siguen celebrando el día de la libertad de prensa, / agregando homicidios, la dignidad y la ofensa […]. Hay libertad de expresión, / pero pa’ desinformar, / te asesinan por la espalda, / si escribes con la verdad […] / Adiós querido Rubén, / tu ejemplo me hizo cantar. / Ojalá que sus compañeros nos honren con su honestidad”.

El ambiente que se respira es de tristeza ante la ausencia de Rubén, Nadia, Alejandra, Yesenia y Mile, pero también de fortaleza, de acompañamiento y de esperanza por conocer, sin obstáculos de ningún tipo, lo que verdaderamente sucedió aquel 31 de julio de 2015.

Luego de compartir música y baile, las familias encendieron veladoras y las colocaron junto al denominado “Jardín de la memoria”, un pequeño espacio que construyeron frente al edificio en el que hay flores de tono rosado y una placa –iniciativa de la organización Artículo 19– que recuerda el rostro y nombre de los cinco. También reemplazaron un par de losas que tienen escrita la fecha en que sucedieron los asesinatos y la frase “Memoria siempre viva”, ya que éstas se desgastaron con el pasar del tiempo.

Al final del evento, las y los asistentes conformaron un círculo alrededor de las familias y compartieron un abrazo grupal. “¡No están solas!”, gritaron como una forma de reconfortarles ante el extenso camino de lucha en búsqueda de justicia que han atravesado.

  • Caso Narvarte
  • Caso Narvarte festival
  • Caso Narvarte Rubén y Nadia
  • Caso Narvarte memoria