CU

Bailar salsa al son de la resistencia

Paolo Sánchez, reportero; Alejandro Castro, mentoría / Corriente Alterna el 3 de marzo, 2024

Escucha el podcast aquí:

“No le pegue a la negra” o “Sangre son colorá”, clásicas de la salsa para una noche de rumba, son también algunas de las historias de resistencia a las que la sociologa Astrid Cuero hace homenaje en el bar ‘La Travesura’.

En el corazón de la Doctores, una colonia popular en el centro de la Ciudad de México, el bar Travesura reúne a un grupo de gente melómana para escuchar y bailar al ritmo de la salsa, y también para reflexionar sobre esclavitud, disidencias y pobreza. 

Entre canción y canción se exploran los contextos, vidas, obras e historias de resistencia en que fueron concebidas las consignas salseras más emblemáticas. 

Estos encuentros tienen un antecedente: fueron creados en 2018 por la socióloga colombiana Astrid Yulieth Cuero Montenegro en el espacio cultural “el paliacate” en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. 

Años atrás, cuando cursaba sus estudios de licenciatura en la Universidad de Cali, Colombia, Astrid había organizado eventos similares con las poblaciones racializadas de la periferia caleña, donde se utilizaba a la música como una forma de reflexión política.

A finales de 2021, cuando las condiciones sanitarias así lo permitieron, los encuentros se trasladaron a la tumultuosa Ciudad de México, donde se realizaron de forma itinerante en espacios como la cooperativa 400 voces; la cafebrería periférica o el Café Zapata Vive, hasta llegar a su sede actual: el bar Travesura de la colonia Doctores. 

 “Yo creo que hay que tener en cuenta que el baile ha sido resistencia. Que está chido que ahora lo podamos gozar más ampliamente, pero como no olvidar ¿no?, que para que ahora los gocemos tanto hubo otros que tuvieron que sufrir mucho, pues”, señala Astrid Cuero. 

Aquí no se baila solo por la gozadera, dicen las, los y les asistentes, sino también por la reivindicación de los desafortunados, por la memoria de una cultura latente que ha comunicado sus triunfos, costumbres y dolores a través de la rumba.