Raquel Fabián internó a Aegon en el Hospital General con Especialidades de Salina Cruz
De acuerdo con Raquel Fabián, el Hospital General con Especialidades de Salina Cruz se encuentra en una situación precaria tras el despido de trabajadores de la salud eventuales. / Foto: Rafael E. Lozano

Raquel y Aegon: sobrevivir la asfixia de la salud pública oaxaqueña

Rafael E. Lozano, estudiante / Corriente Alterna | publicado el 09-12-2021

La ambulancia aérea aterrizó de emergencia en la capital de Oaxaca. Transportaba a Aegon, un niño de dos años que no podía respirar, y a su madre Raquel Fabián. Venían desde el Istmo de Tehuantepec. Al niño le acababan de descubrir una tumoración en la laringe en el Hospital General con Especialidades de Salina Cruz.

Llegó intubado. Era 20 de octubre de 2021. Lo ingresaron y estabilizaron en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña. Allí, Raquel descubrió —por informes del personal médico y los resúmenes clínicos— que su hijo había llegado con una quemadura de segundo grado en el abdomen, una lesión que no tenía en su primer ingreso.

“Cuando llegué acá me preguntaron: ‘¿Cuándo fue la quemadura?’”, cuenta Raquel a Corriente Alterna. “Les dije: ‘No sé; seguro fue la noche en que no dormí con él porque, pues, me sacaron’”.

Raquel Fabián tiene una sospecha: que la quemadura sucedió por un descuido del personal médico en el hospital de Salina Cruz. La última noche que Aegon pasó internado ya no le permitieron acompañarlo: “Dijeron que ahí no se quedaba nadie cuando ya estaban intubados y me salí”.

En el Hospital de la Niñez le informaron que Aegon sufrió hipotermia. Raquel recuerda que le pusieron una lámpara para calentarlo y supone que lo dejaron sin supervisión. “Y pues no lo revisaron y se les pasó, pues, se les pasó”, lamenta.

Raquel Fabián afirma que la situación del hospital es muy precaria, casi no hay medicinas ni equipo y el escaso personal está rebasado.

–No hay doctores por el despido que hubo de personal eventual. Esa semana que llegó mi hijo había paro de labores, nada más estaba el médico residente. Una noche mi hijo se quedó sin atención médica: el 17 de octubre no hubo pediatra adscrito en el turno nocturno allá en Salina Cruz. Se quedó sólo.

Raquel Fabián frente al Hospital General con Especialidades de Salina Cruz
Raquel Fabián denunció en redes sociales la negligencia médica de la que fue víctima su hijo, Aegon, en el Hospital General con Especialidades de Salina Cruz. / Foto: Rafael E. Lozano

La sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social dio a conocer que, entre agosto y septiembre de 2021, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) comenzaron a notificar el despido de más de dos mil trabajadores de la salud, entre los que se encontraba personal médico y de enfermería de todo el estado. Por lo mismo, la sección 35 convocó a movilizaciones en protesta. 

Semanas antes de la hospitalización de Aegon se reportó el despido de, al menos, 50 trabajadores del Hospital General con Especialidades de Salina Cruz; entre ellos, médicos pediatras.

Corriente Alterna solicitó entrevistas con personal del Hospital General con Especialidades de Salina Cruz y de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO); en el primer caso, la solicitud fue rechazada vía telefónica con el argumento de que el hospital no cuenta con área de Comunicación Social; el segundo nunca se concretó, pese a la insistencia del reportero. 

PODRÍA INTERESARTE LEER:

Redes sociales, redes de apoyo

Raquel Fabián Cruz tiene 31 años. Es madre soltera. Estudió ingeniería mecánica, pero no ejerce. Además de a su hijo, Raquel cuida a su padre y a su hermana, en casa, desde que su madre murió en abril de este año.

En sus ratos libres tuitea sobre los avances de salud de su hijo, arma campañas de difusión y recaudación de fondos en línea, pide consejos, agradece a quienes la han apoyado y comparte su afición por el cine y la televisión.

De hecho, el nombre de su hijo Aegon proviene de un personaje de la serie televisiva Game of Thrones. “La primera vez que vi Juego de Tronos iba en la temporada seis y que me los hecho de jalón en unos nueve o diez días. Imagínate”, dice entre risas. “Era súper fanática, sí me clavé y por eso le puse Aegon”.

Su hijo comenzó a presentar problemas respiratorios a principio de año. Raquel lo atendió como pudo, en clínicas públicas o en privadas. Pero en octubre de 2021 su respiración se hizo “interrumpida”: como si tuviera una matraca en la garganta, describe. 

Eran broncoespasmos y estridores: un tumor en la laringe provocado por una rara enfermedad sin cura llamada papilomitosis de laringe. Pero ella no lo sabía. En varias ocasiones le habían negado la atención pública. Recuerda que una vez le negaron la entrada al hospital de Salina Cruz porque no le alcanzó para comprar una prueba Covid.

Se necesitó la presión del procurador municipal del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) y que Aegon llegara en un estado grave de salud para que aceptaran internarlo por urgencias en el mismo hospital de Salina Cruz el 5 de octubre de 2021.

Raquel no ha tomado acciones legales contra los SSO, sin embargo, no rechaza esa posibilidad. Más que de los doctores, Raquel sostiene que la responsabilidad es del sistema de salud estatal. “Porque no dan mantenimiento, porque recortaron el presupuesto de enfermeras y de doctores”, agrega. “Eso viene afectando a los pacientes, y en este caso a Aegon”.

Ella no es la única persona en reportar casos recientes de negligencia médica en el Hospital General con Especialidades de Salina Cruz. Tan solo en noviembre, un padre de familia y una asociación civil documentaron en redes sociales las historias de otros dos pacientes afectados por la falta de médicos y de recursos en dicho hospital.

–Esta enfermedad la va a tener Aegon de por vida, no sabemos cuándo le va a atacar, hay que tener monitoreos y estoy sola en esto –agrega Raquel–. Siento que es mucho trabajo físico y psicológico, pero me siento arropada por la comunidad tuitera –concluye.

Compartir:

Corriente Alterna
Volver al inicio

Te puede interesar