Avenida Tláhuac tras desplome de la Línea 12
/ Foto: Armando Monroy, Cuartoscuro.com

De mala calidad: tramo afectado de la Línea 12 no superó normas de construcción, según DNV

Aranza Bustamante y Aldo Canedo, estudiantes; Violeta Santiago, reportera / Corriente Alterna | publicado el 07-09-2021

Pernos mal colocados, soldaduras deficientes y elementos de acero y concreto por debajo de los estándares de calidad fueron las principales deficiencias reportadas por la empresa noruega DNV en el Dictamen Técnico Final Fase II (análisis causa-raíz) sobre el incidente ocurrido en la Línea 12 el pasado 3 de mayo, en el que 27 personas fallecieron y más de cien resultaron lesionadas.

Luego de tres retrasos en la fecha de presentación del informe, este martes 7 de septiembre José Antonio Esteva, secretario de Obras y Servicios de la Ciudad de México, dio lectura al resumen ejecutivo del reporte. La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, había presentado el primer informe el 16 de junio, pero en esta ocasión no estuvo presente.

El reporte permite interpretar que no hubo una correcta supervisión durante el proceso de construcción de la obra, señala Ana Issa Cruz Olayo, ingeniera y doctora en estructuras consultada por Corriente Alterna para analizar el documento técnico.

De acuerdo con el resumen ejecutivo de DNV “el colapso ocurrió como resultado del panel de las vigas norte y sur facilitada por la falta de pernos funcionales en una longitud significativa, lo que causó que parte del tramo elevado perdiera su estructura compuesta”.

—No es culpa de los soldadores sino, probablemente, de una falta de supervisión —reitera Ana Cruz.

El informe revela que, además, hubo una serie de errores que provocaron que este problema en los pernos fuera indetectable antes del desplome. También hubo incumplimientos con normativas de construcción vigentes que plantea dudas actuales sobre la rehabilitación de la Línea 12 y su eventual reapertura.

Por algo existen las normas

El dictamen técnico es claro: la Línea 12 no se desplomó por el peso de trenes, rieles o balastro (la grava de las vías); el sismo de 2017 con epicentro en Puebla ni el tipo de suelo fueron determinantes, porque hubo buena cimentación. Fue un problema de construcción y supervisión.

El diseño del tramo colapsado tomaba en cuenta que debía actuar en conjunto, pero su ejecución fue deficiente. “Estuvo mal el orden de construcción”, explica Ana Cruz. El dictamen de DNV especifica que las soldaduras de los pernos a las vigas de acero “se hicieron después de que se colocaron las losas”; se rompió la losa para acceder a la viga. Además la soldadura de los pernos no cumplió los requerimientos vigentes en ese entonces del “Código de soldadura estructural” de la American Welding Society

El informe también explica que después de que se soldaron los pernos no se retiraron los ferrules, un empaque de cerámica que sirve de molde para colocar el perno y que después debe romperse. Eso impidió “la inspección visual en 100% de las soldaduras”.

—Si no cumplían con eso se supone que no deberían haber avanzado —opina la experta en estructuras. 

Pero continuaron. Y además de eso, los proveedores de concreto y vigas de acero no cumplieron con las “Normas Técnicas Complementarias Oficiales de la Ciudad de México 2004/27”, como lo determinaron las pruebas de DNV para resistencia a la compresión en columnas, paneles y losas, y de límite elástico en las subvigas T-1 y T-7.

De acuerdo con la entrevistada, cuando llegaban las ollas de concreto se debieron haber tomado muestras; las pruebas en ese entonces tendrían que haber “encendido las alarmas” porque la calidad no era la adecuada.

Proceso de construcción de la Línea 12
Durante la construcción de la Línea 12 hubo procesos de calidad que no se supervisaron correctamente, reveló DNV en su segundo informe. / Foto: Guillermo Perea, Cuartoscuro.com

En espera de las “causas de fondo”

Será el informe de la tercera fase donde se expondrán las “causas de fondo”. Según DNV, en esta fase se revisarán “controles, sistemas, prácticas y procedimientos (es decir, las barreras) que fallaron”. Hasta el momento no hay una fecha para la emisión de ese reporte.

Mientras ocurre, las personas sobrevivientes y familiares de víctimas del desplome de la Línea 12 representadas por el abogado Teófilo Benítez continúan exigiendo que el peritaje se incluya en la carpeta de investigación, así como el acceso al expediente de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México donde se investiga a los posibles responsables del incidente.

—Seguiremos enfrentando las perversiones del gobierno con la cara en alto, queremos que nos traten con dignidad y respeto —advirtió el abogado defensor.

Compartir:

Corriente Alterna
Volver al inicio

Te puede interesar