CU
El día que amaneció dos veces

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, durante la conferencia de prensa del 7 de junio de 2020. Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro

El 58% de la población cree que la 4T mantuvo o elevó la corrupción: Inegi

Paris Martínez, reportero / Corriente Alterna el 5 de agosto, 2021

En México, 36% de la población de 15 años de edad en adelante considera que con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la corrupción se ha mantenido “igual de alta” que en la administración de su antecesor, el priista Enrique Peña Nieto, mientras que otro 22% piensa que con las actuales autoridades este problema “ha aumentado”, tal como revela la Encuesta Nacional de Cultura Cívica (Encuci), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía 2020 (Inegi).

La mayor insatisfacción con la corrupción en el actual gobierno se expresa entre las mujeres, pues una de cada tres mexicanas piensa que la problemática aumentó con López Obrador o se mantuvo tan elevada como con Peña Nieto, según los resultados de la Encuesta levantada entre el 17 de agosto y el 18 de septiembre de 2020.

En el caso de los hombres, la percepción negativa sobre la corrupción se expresa en uno de cada cuatro mexicanos.

La Encuesta reveló que a un promedio de 5.5% de la población de 15 años o más (alrededor de 5 millones 303 mil personas) le fueron exigidas dádivas, favores o dinero fuera de tarifas oficiales como condición para que servidores públicos cumplieran su trabajo, entre agosto de 2019 y agosto de 2020.

Además, en el mismo periodo, a otro 1.3% de la población de 15 años o más (1 millón 330 mil personas) se le exigió “dinero, documentos personales, favores o que votaran por algún partido político, a cambio de entrar o permanecer en algún programa de ayuda social”.

La Encuci fue recabada en el segundo año de gobierno del presidente López Obrador, y sus resultados fueron publicados en marzo de 2021, con excepción de aquellos relacionados con la percepción popular sobre corrupción.

Debido a que la publicación de la Encuesta coincidió con el calendario de precampaña y campaña del proceso electoral federal 2020-2021, y para preservar los principios de “imparcialidad, equidad y legalidad”, el Instituto Nacional Electoral solicitó que la información sobre percepción y efectos de la corrupción fuera liberada hasta el 14 de junio de 2021, una semana después de las elecciones, en las que el partido oficial, Morena, obtuvo el triunfo en 11 de 15 gubernaturas.

Otro de los datos arrojados por la Encuesta y que se mantuvo en reserva, hasta después de las elecciones de junio, fue que 74.5% de la población mexicana, a partir de los 15 años de edad, considera que “el gobierno utiliza recursos públicos para favorecer a sus partidos políticos”.

Desde su llegada a la presidencia de la República, el 1 diciembre de 2018, López Obrador aseguró que “el plan” de su nuevo gobierno era “acabar con la corrupción”, lo cual dio por cumplido el 11 marzo de 2021.

En esa ocasión, el mandatario aseguró que es imposible que el presidente de la República “no sepa” cuando existe corrupción: “el presidente se entera de todo”. Luego afirmó que en combate a este fenómeno el avance es “mucho”, porque “arriba no hay corrupción, aunque les dé coraje a los conservas” (como denomina a sus adversarios y críticos); contra la corrupción en niveles menores de gobierno afirmó que “estamos limpiando de arriba hacia abajo”.

No obstante, la percepción popular registrada en la Encuci contradice lo sostenido por el titular del poder Ejecutivo.

Corrupción contra todos y todas

Los datos que arroja la Encuci 2020 muestran que el tipo de corrupción del que es víctima la población mexicana queda determinado por las condiciones de desarrollo o de marginación de las personas encuestadas.

Las extorsiones por parte de funcionarios públicos, por ejemplo, se elevan conforme el contexto de desarrollo de la víctima –expresado en su nivel de formación académica– es más alto: entre quienes cuentan con licenciatura o maestría, 10% dijo haber sido víctima de exigencias de dinero o dádivas por parte de funcionarios para cumplir sus obligaciones, en los últimos 12 meses; índice que baja a 6.7% en el caso de personas con preparatoria; a 4.6% de las personas con secundaria; a 2.6% de las personas con primaria y a 1.7% de las personas sin instrucción educativa.

Por otro lado, la Encuesta muestra que, de las personas a las que se condicionaron programas sociales a cambio de dinero, favores, dádivas o el voto por algún partido político, 57% son mujeres; 31% son integrantes de familias en las que no se cuenta con suficiente comida diariamente; 18% son personas adultas mayores; 16% es gente asentada en localidades rurales; 10% son personas que no saben leer ni escribir y 9% son menores de edad.

Mano de hierro

La misma Encuesta realizada por el Inegi revela que 42% de la población, a partir de los 15 años de edad, considera positiva la posibilidad de que el gobierno del país sea “encabezado por militares”. Esto equivale a 38.6 millones de mexicanos y mexicanas que se consideran “muy de acuerdo” y “algo de acuerdo” con la posibilidad de que en el país se instaure un “gobierno dictatorial”.

La Encuci revela que la mayor parte de la población favorable a un gobierno militar son mujeres (54%) y el resto son hombres (46%).

El ejercicio realizado por el Inegi deja ver, además, que entre las personas de 15 a 17 años encuestadas 51% simpatiza con la idea de que México “necesita” una dictadura militar.

En contraste, entre las personas mayores de edad, sólo 41% se dijo en favor de que el gobierno sea encabezado por las Fuerzas Armadas.

De la población encuestada, 22% afirmó también que “en algunas circunstancias, un gobierno no democrático puede ser mejor”, o bien que “da lo mismo un régimen democrático que uno no democrático”.

De entre las personas que se consideraron “muy de acuerdo” en la necesidad de un gobierno militar, 53% señaló que no simpatiza con ningún partido político. En contraste, 21% dijo simpatizar con Morena, 11% con el PRI y 7.6% con el PAN.

Además, de entre las personas que residen en localidades rurales, 49% se dijo de acuerdo con un gobierno militar, lo mismo que 46% de quienes dijeron no contar con recursos para comer tres veces al día.

Entre personas de 15 años o más que sí cubren las tres comidas diarias, el respaldo a la idea de un régimen militar en México es de 41%, y entre habitantes de localidades urbanas llega a 33%.