CU
El día que amaneció dos veces

Foto: Eunice Adorno / Corriente Alterna.

Inclusión, respeto y justicia, demandan personas con discapacidad

Gilemy Montiel, reportera; María Luisa López, mentoría / Corriente Alterna el 6 de diciembre, 2023

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad y el tercer recorrido conmemorativo de quienes integran el MPcD, se formalizó un acuerdo que busca mejorar la atención a este sector de la población en materia de salud, educación y justicia sexual y reproductiva.

A casi un 30% de la población con discapacidad en México, de 18 años de edad en adelante, se le niega la oportunidad de trabajar o tener algun ascenso laboral, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Discriminación (Enadis 2022) realizada por el Consejo Nacional para prevenir la Discriminación (Conapred).

Este año, el “Tercer Recorrido en Conmemoración por el Día Internacional de las Personas con Discapacidad (PcD)” se realizó el pasado 2 de diciembre, justamente bajo el lema: “Por nuestro derecho al trabajo en condiciones dignas”.

“¡Ahora que estamos todos y ahora que sí nos ven, que se escuche fuerte y claro el Movimiento PcD!”. Esta fue una de las consignas que se escucharon durante la marcha, organizada por el Movimiento de Personas con Discapacidad (MPcD). 

El MPcD rinde homenaje a las personas con discapacidad que han muerto sin recibir atención integral y han enfrentado violaciones a sus derechos. Foto: Eunice Adorno / Corriente Alterna.

Diversas instituciones y organizaciones civiles, entre ellas el Centro de Investigación de Empresas Familiares de la Universidad de las Américas Puebla, registran que “hay cerca de 1 millón de personas con alguna discapacidad en posibilidades de trabajar, pero solo el 30% de ellas se encuentra activa en el mercado laboral”.

Las mujeres, en especial, experimentan mayores tasas de desempleo e inactividad económica y tienen mayor riesgo de protección social insuficiente, además de enfrentar barreras que dificultan el disfrute de la igualdad de oportunidades en el campo del trabajo.

“Nada de pobrecitos”

La marcha reunió aproximadamente mil manifestantes, de acuerdo con el comunicado del MPcD; –no hubo registro de cifras por parte de la Secretaría Ciudadana de Seguridad Pública de la Ciudad de México (CDMX).

El contingente partió de la Glorieta de las Mujeres que Luchan y reunió a personas con diversos tipos de discapacidad, familiares, cuidadores y aliados, quienes se abrieron paso sobre Paseo de la Reforma coreando consignas por la defensa de sus derechos e integrados en una “marea” amarillo fosforescente, resultado del aglutinamiento de las playeras que portaba la gran mayoría.

En los carteles de personas que avanzaban caminando o rodando en silla de ruedas, también se leían frases que repetían a gritos como: “No soy tu fuente de inspiración”, “Nada de pobrecito, todos somos iguales” y “Lástima no, respeto sí”, consignas con las que piden un “alto al capacitismo y la infantilización” que viven las personas con discapacidad.

Expresiones como “¡No nacimos para ser escondidos!”, nos acercan a episodios experimentados por las PcD como el que recuerda Jen Mulini cuando vivía en Aguatitla, Hidalgo, de donde es originaria.

“Allá las personas con discapacidad somos vistos como ‘objetos de pecado, de castigo’, de pagar algo… Entonces la mayoría no salen de sus casas, ‘no los sacan’, no hay forma de que una persona con discapacidad pueda salir sola, ni al parque”, cuenta Jen, fotógrafa y tallerista sexual. 

La comunidad sorda señó sus propias consignas en Lengua de Señas Mexicana (LSM). Al pie de la Fuente de la República, ubicada en Avenida Juárez y Reforma, en medio de bombas de humo verde y amarillo, renombraron dicho espacio como la “Fuente de las Personas con Discapacidad”, al llegar a ese punto.

Posteriormente, el contingente montó una ofrenda con ramos de flores y pequeñas velas que dieron forma a las letras “P”, “C” y “D”, en memoria de aquellas personas con discapacidad que han muerto sin atención médica y hospitalaria, así como aquellas que han luchado por conseguir el respeto al derecho a la salud y todos los derechos de esta población en equidad y sin distinción.

Entre los nombres que se escucharon estuvieron los de Maricarmen Álvarez, Jazmín Martínez, Gerardo Martínez y María Guadalupe González, personas con discapacidad que fallecieron entre 2022 y 2023.

“¡Lástima no, respeto sí!”, una de las consignas de la marcha conmemorativa por el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Foto: Eunice Adorno / Corriente Alterna.

El “amarillo fosfo” del recorrido —color que de acuerdo con el movimiento tiene como objetivo representar a miles de PcD que viven en confinamiento y por lo que su uso no está relacionado con ningún partido político—, concluyó en la Plaza Ángela Peralta, a un costado del Palacio de Bellas Artes, para la Feria de Atracción de Talento, que incluyó micrófono abierto a personas con diferentes tipos de discapacidad.

En el acto participaron el cantante Uriel Osorio, el activista Daniel Robles Haro—quien se ha presentado en las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador para hablar sobre las necesidades de las PcD— y el comunicador Guz Guevara, activista anticapacitista —postura que combate la discriminación y los prejuicios hacia las PcD—; el grupo de danza en silla de ruedas Roller Dance y la banda Sociedad Capitol.

Puedes escuchar: Discapacidad visual y tecnología: cuatro historias

Marea “amarillo fosfo” en Los Pinos

Poco después del mediodía del sábado 2 de diciembre —el 3 de diciembre, es la conmemoración del Día Internacional de las PcD—, “la marea amarillo fosfo” no sólo había tomado la calle. De manera simultánea, tuvo lugar un acto histórico para la “resistencia disca” en el Complejo Cultural Los Pinos: la firma de la Alianza Nacional por la Inclusión Sexual de las Personas con Discapacidad.

Con el impulso de 42 dependencias, instituciones educativas como el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) y el Mecanismo Nacional de Monitoreo de la Convención sobre los Derechos de las PcD de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como la participación de las organizaciones de la sociedad civil, se concretó el acuerdo para impulsar cambios en los servicios de salud sexual y reproductiva, así como en materia de educación y justicia sexual.  

Para ello se buscará la participación de las instituciones del sector público ligadas a estos temas para que, desde el ámbito de sus competencias y de forma coordinada, desarrollen protocolos específicos para la atención a este sector de la sociedad.

También puedes leer: Adiós al tabú: hablemos de sexualidad en la discapacidad

El trabajo será secuencial y progresivo. Se llevarán a cabo sesiones de intercambio de información y opiniones, consultas públicas, encuestas, entrevistas e investigación en diversas fuentes nacionales e internacionales para el diseño de los materiales que se generen, a fin de que se conviertan en acciones al interior de las instituciones. 

El Movimiento de las Personas con discapacidad suele identificarse con frases como #ResistenciaDisca como parte de su activismo digital en redes sociales. Foto: Eunice Adorno / Corriente Alterna.

Roxana Pacheco, también persona con discapacidad y activista, y directora del Instituto Mexicano de Sexualidad en la Discapacidad (Imsedis), detalla que otro objetivo de la Alianza es elaborar directorios, guías y materiales accesibles para los usuarios, a fin de que cuenten con instrumentos y herramientas que les faciliten información para conocer y hacer valer derechos.

Las mesas de trabajo que tuvieron lugar en el encuentro del Complejo Cultural Los Pinos el 2 de diciembre, se convertirán en una referencia indispensable para la elaboración de un diagnóstico situacional que permita llegar a propuestas destinadas a mejorar servicios que se ofrecen en las instituciones públicas de salud, educación y derechos humanos, relacionadas con la sexualidad de este grupo poblacional.