CU
El día que amaneció dos veces
Bóvedas de Filmoteca UNAM

Juan García es el encargado de las bóvedas de Filmoteca UNAM (Foto: Eunice Adorno)

Tesoros preservados en las bóvedas de la Filmoteca de la UNAM

Diana Juárez Torres, reportera / Corriente Alterna el 12 de junio, 2023

Las bóvedas de la Filmoteca de la UNAM preservan más de 50 mil materiales cinematográficos

Juan García Hernández, encargado de la preservación de los acervos cinematográficos de la Filmoteca de la UNAM, nos conduce al interior de las bóvedas donde se preservan más de 50 mil materiales del cine mexicano. Ahí se encuentran, por ejemplo, cintas con imágenes de Francisco I. Madero, Emiliano Zapata y Plutarco Elías Calles, entre otros personajes históricos.

—Tenemos toda la época de la Revolución. Lo increíble en el cine es que lo puedes ver en movimiento, ya no te lo platican: ves a Madero caminando por la Ciudad de México. La época de Calles, la época de Lázaro Cárdenas…

Además de “muchas imágenes”, sigue García Hernández, en las bóvedas se preservan películas como La sombra del caudillo, dirigida por Julio Bracho en 1960, cuyo estreno “comercial” se postergó por 30 años a causa de la censura política, y El grito, documental de Leobardo López Arretche sobre el movimiento estudiantil de 1968.

En las bóvedas de la Filmoteca de la UNAM se encuentran, por ejemplo, cintas con imágenes de Francisco I. Madero, Emiliano Zapata y Plutarco Elías Calles, entre otros personajes históricos (Foto: Eunice Adorno)

El cine cómo herramienta de enseñanza

Para Juan García, el espectador se educa viendo cine, tanto películas contemporáneas como del pasado. En ese sentido, la UNAM tiene una herramienta más de enseñanza de la historia.

—Son patrimonios humanos, históricos, nacionales.

La posibilidad de consultar cintas de época se debe a la recuperación y preservación. García Hernández ha realizado esta labor por más de 10 años en las bóvedas, aunque tiene tres décadas trabajando para la Filmoteca universitaria.

—Preservar es proteger de algún enemigo externo, de algún peligro externo, del medio ambiente y de su descomposición interna.

No basta con los cuidados dentro de las bóvedas; hay que conocer el pasado de las cintas, cuenta su vigilante. Si estuvieron expuestas a cambios de temperatura o si se almacenaran en lugares húmedos, su tiempo de vida útil disminuye. Si se preservan en un ambiente estable pueden durar hasta 120 años.

Con la experiencia de Juan García Hernández en el área de preservación concluye la serie Las manos de la memoria, que recopila historias de cuatro guardianes del acervo de la Filmoteca de la UNAM. Un trabajo de César Jazzamoart, estudiante de la tercera generación de la Unidad de Investigaciones de Periodistas de CulturaUNAM (2022), con la mentoría de Alejandra Crail y la realización de Pablo Gasca.

Los cuatro documentales pueden verse en los canales de YouTube de Filmoteca UNAM y de la UIP-Corriente Alterna, aquí te dejamos los enlaces de los anteriores:

  1. Ana Rosa, cuidadora de aparatos antiguos
  2. “Quién no tiene memoria no tiene historia”
  3. Rescatar lo que parece perdido