CU
El día que amaneció dos veces
séptimo aniversario del caso Ayotzinapa, FGR obstaculiza investigación, normalistas desaparecidos

Familias de los 43 normalistas desaparecidos colocaron un Antimonumento en la entrada del municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero. Foto: Dassaev Téllez / Cuartoscuro.

FGR obstaculiza investigación de Ayotzinapa: Centro Pro

La FGR obstaculiza los esfuerzos por esclarecer el caso Ayotzinapa y retrasa la investigación, de acuerdo con el Centro ProDH.

Luis Fernando Jarillo, Adolfo Sánchez, Diana Hurtado y Luz Cecilia Andrade, estudiantes; Dulce Soto, reportera / Corriente Alterna el 25 de septiembre, 2021

Escucha aquí el podcast:

La Fiscalía General de la República (FGR) obstaculiza los esfuerzos por esclarecer el caso Ayotzinapa y retrasa de manera inexplicable la investigación, acusó Santiago Aguirre, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez. El Centro Pro -como se le conoce- acompaña a familias de los 43 estudiantes desaparecidos y colabora con su representación jurídica ante autoridades mexicanas e instancias internacionales de derechos humanos.

“Aunque hay esfuerzos plausibles en la Secretaría de Gobernación, en la Comisión Nacional de Búsqueda, la institución que obstaculiza esos esfuerzos es la Fiscalía General de la República. El actual titular [Alejandro Gertz Manero] no está impulsando los cambios que se requerirían. Lo que tienes es una institución que no está al servicio genuino de la justicia y de los mexicanos”, afirmó en entrevista para Corriente Alterna.

Aguirre señala que, por eso, hay retrasos inexplicables en la investigación, como órdenes de aprehensión giradas que no se cumplimentan. De junio de 2019 a la fecha, se han emitido 89 órdenes de aprehensión y solo 49 se han ejecutado. 30 de ellas contra posibles responsables de la desaparición de los estudiantes y 10 contra funcionarios del gobierno pasado por irregularidades en la investigación. Los datos son de la Unidad Especial de Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa.

“El fiscal está ahí porque el partido en el poder [Morena] lo apoyó; y ha sido decepcionante su desempeño en los temas de desaparecidos. Está más ocupado en sus conflictos personales que en reformar, como se debe, la impartición de justicia”, agregó Aguirre.

Consideró, además, que la FGR ha hecho poco para concretar la captura de Tomás Zerón, extitular de la Agencia de Investigación Criminal acusado de torturar y alterar pruebas del caso Ayotzinapa. Apenas se informó, el 24 de septiembre, que el presidente Andrés Manuel López Obrador le envió una carta al primer ministro de Israel, Naftali Bennet, para solicitar su colaboración en la entrega del ex funcionario, que se refugió en ese país.

A paso lento

El defensor de derechos humanos destacó como un hecho positivo que el gobierno federal se diga dispuesto a investigar a elementos y altos mandos de las policías y fuerzas armadas por colusión con el narcotráfico. Y reconoce que se haya designado a un fiscal especial para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, que realiza indagatorias sin violar derechos humanos. 

A pesar de ello, explica Aguirre, “los padres y las madres llegan a este aniversario con desazón, con esa desolación, con esa tristeza de sentir que estos pasos que se han dado son pasos lentos, no son suficientes”.

El mismo presidente López Obrador lo reconoció en la presentación de su Tercer Informe de Gobierno: “De los 100 compromisos que hice en el Zócalo el primero de diciembre de 2018, al tomar posesión, solo tenemos pendientes dos: descentralizar el gobierno federal y conocer toda la verdad acerca de la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa”.

normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, protesta en la FGR, séptimo aniversario de la noche de Iguala
El 23 de septiembre de 2021, a tres días del séptimo aniversario de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, sus familias protestaron en la FGR para exigir que se acelere la investigación del caso. Foto: Graciela López / Cuartoscuro.

Padres decepcionados

“No es suficiente”, dice, decepcionado, el señor Clemente Rodríguez sobre la investigación que el actual gobierno realiza del caso Ayotzinapa.

-Quiero a los meros responsables, saber qué pasó -agrega.

Como otras familias de Guerrero, este campesino de casi 54 años busca a su hijo. El joven Christian Alfonso Rodríguez Telumbre fue uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala.

En 2020 el gobierno federal informó que se habían identificado restos del estudiante. Los fragmentos óseos se encontraron en la barranca “La Carnicería”, ubicada a 800 metros del basurero de Cocula. Ahí donde, según el gobierno de Enrique Peña Nieto, los cuerpos de los normalistas habían sido incinerados.

Para el señor Clemente, el descubrimiento de un pequeño hueso del pie de su hijo ayuda a desmontar la llamada “verdad histórica” del sexenio anterior, pero no a esclarecer el caso. Él sigue sin saber lo que sucedió con su hijo y, por eso, mantiene la esperanza de encontrarle con vida. “Sin un pie se puede vivir”, ha dicho.

-Fue muy duro para nosotros. Ya vamos a cumplir siete años y es muy triste no tener a nuestro ser querido en casa, en un cumpleaños, un festejo, un diciembre. Es muy triste para nosotros.

Dudas sobre la investigación

Las familias de los normalistas también consideran que la FGR no tiene verdadera voluntad de resolver el caso e investigar al ejército. Por eso protestaron ante las oficinas de la FGR el pasado 23 de septiembre. Ahí exigieron a las autoridades acelerar las indagatorias y las detenciones de los implicados. También le compartieron esta postura a López Obrador durante la reunión que sostuvieron con él un día después, el 24.

-Lo que pasa -explica el señor Clemente- es que, del anterior gobierno de Enrique Peña Nieto, quedaron funcionarios en las instituciones y son los que están entorpeciendo la investigación. Entonces, como se lo he dicho al presidente [López Obrador]: gente que esté entorpeciendo las investigaciones, pues hay que sacarlos, hay que correrlos.

Así lo manifestó Vidulfo Sierra Rosales, abogado de los padres y madres: “Reconocemos que hay algunos avances en la investigación pero también, a los ojos de los padres, no se ha establecido con claridad el paradero de los estudiantes y hay muchos obstáculos que están presentando algunas instituciones como la Fiscalía General y la Secretaría de la Defensa Nacional”. 

Alexander Mora Venancio, 43 normalistas desaparecidos, identifican restos
Los restos del estudiante Alexander Mora Venancio fueron de los primeros en ser identificados. Foto: Mario Jasso / Cuartoscuro.

Sin atención a desapariciones

En México, a la fecha, 92 mil personas se registran como desaparecidas y no localizadas. Más de 20 mil de ellas, en los tres años de la actual administración.

Sin embargo, no todas las desapariciones reciben la misma atención de las autoridades. Tanto el presidente como el fiscal Gertz Manero se reúnen, únicamente, con las madres y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Ningún otro colectivo de familiares de desaparecidos es atendido. En resumen, subraya Santiago Aguirre, no ha cambiado radicalmente el rol del Estado mexicano frente a la crisis de desapariciones.

“En una mala comprensión de la austeridad. Este gobierno ha limitado los recursos disponibles para la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), la mantiene sin titular y, adicionalmente, suprimió el fideicomiso que permitía cierta flexibilidad en la gestión de recursos para las víctimas”, expone Aguirre.

La protección internacional

Además, el presidente López Obrador ha manifestado su intención de que la Organización de Estados Americanos (OEA) sea sustituida por un nuevo organismo multilateral. ¿Qué pasaría con las comisiones internacionales de derechos humanos? Aun con las fallas y limitaciones de la OEA, su sistema de protección a derechos humanos es muy importante, explica el presidente del Centro Pro.

“Casos como el de Ayotzinapa muestran que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (dependiente de la OEA) es fundamental para las víctimas. Casos como el de Atenco muestran que la Corte Interamericana es relevante. No hay una propuesta clara sobre qué pasaría con la Comisión o con la Corte. Pero, de que han sido útiles para las víctimas, no hay ninguna duda, y sería una pena perderlas”.

Mientras se clarifica el panorama, el país seguirá lidiando con la grave crisis de desapariciones y padeciendo los obstáculos que imponen las propias instituciones. A contrapelo de ello, las familias de los 43 normalistas de Ayotzinapa siguen adelante en busca de justicia. Las expresiones sociales de solidaridad les alientan.

-Sigo firme, por lo mismo de que tenemos mucha gente que quiere que sigamos adelante, que no demos ningún paso atrás. Eso me levanta el ánimo, pues -concluye el señor Clemente.